buda

El Bodhisattva de la Verdadera Libertad, gracias a la práctica profunda de la Gran Sabiduría – Hannya Haramita – comprende que el cuerpo y los cinco Skanda (sensación, percepción, pensamiento, actividad, conciencia) son solo vacuidad – Ku – y gracias a esta comprensión ayuda a todos los seres que sufren.

¡Oh Sariputra! Los fenómenos – Shiki – no son diferentes de Ku. Ku no es diferente de los fenómenos. Los fenómenos se vuelven Ku, Ku se vuelve fenómenos (la forma es el vacío, el vacío es la forma), los cinco Skanda son igualmente fenómenos.

Oh Sariputra! Toda existencia tiene el carácter de Ku. No hay ni nacimiento ni principio, ni pureza ni impureza, ni crecimiento ni disminución. Por ello en Ku no hay ni forma, ni Skanda, ni ojo, ni oreja, ni nariz, ni lengua, ni cuerpo, ni conciencia; no hay ni color, ni sonido, ni olor, ni gusto, ni tacto, ni objeto de pensamiento; no hay ni saber ni ignorancia, ni ilusión ni cesación de la ilusión; no hay decadencia ni muerte, ni fin de la decadencia, ni cesación del sufrimiento; no hay ni conocimiento, ni provecho, ni no provecho.

Para el Bodhisattva, gracias a esta sabiduría que conduce más allá, no existe ni miedo ni temor. Toda ilusión o apego están alejados y él puede asir el fin último de la vida, el Nirvana. Todos los Buda del pasado, presente y futuro pueden alcanzar la comprensión de esta Suprema Sabiduría que libera del sufrimiento, y permite encontrar la realidad. Este sortilegio –Mantra – incomparable y sin igual, verdadero, dice:

Vamos, vamos, vamos juntos más allá del más allá a la orilla del Satori.

Título: Maka Hannya Haramita Shingyo
Fuente: http://zenkan.com/zen/maka-hannya-haramita-shingyo
Traducción: Zenkan Asociación Zen Taisen Deshimaru

Advertisements